• fcaebook2
  • twiter2
  • instagram
  • login

Login

Usuario
Password *
Recordarme

BLOG YOGA

Blog de María Isabel Henao Vélez, Jignasu de la Tradición de Satyananda Yoga. Instructora de yoga, Periodista, Especialista en Medio Ambiente, Actriz y estudiosa de temas de salud, bienestar y nutrición.

CAUTELA AL PRACTICAR POSTURAS EN YOGA #2

postura eka pada pranamasana

Seguimos en el propósito que iniciamos la semana anterior y que consiste en que usted pueda disfrutar de su clase de yoga, salga relajado pero energizado, y no se lastime o termine molido después de ella. Les compartiré los principios y cuidados que aprendí de mis propios profesores de Satyananda Yoga y que trato de seguir con mis propios alumnos y en mi práctica personal.

Como casi todo en la vida, la actitud es la clave. Si quiere sacarse la leche "exigiéndole al cuerpo" lo que va a lograr es lesionarse. Si va con temor, seguro no descubrirá las potencialidades de su cuerpo. Si está desatento no logrará que la mente le muestre las muchas capas de la experiencia de la práctica. Si va a "distraerse o desaburrirse un rato" seguro no apreciará la riqueza en lo sutil de muchas prácticas. Así que acuda a su clase con entusiasmo, cautela, atención y un ánimo de gozar al 100% su aquí y ahora.

Lo hemos mencionado en otras oportunidades, pero no está de más repetirlo: sea regular en su práctica. Solo así su cuerpo se irá tonificando e incrementará su capacidad gradualmente, lo que disminuirá el riesgo de lesiones en prácticas para las que el cuerpo no está preparado.

Sea consecuente con el momento de vida y la persona que es para iniciar y luego ir avanzando en la práctica. Usted y su profesor deben tener en cuenta el tipo de cuerpo, edad y sexo, para adecuar las prácticas a las circunstancias personales. Inclusive, un resfriado, un malestar estomacal, o una enfermedad que el cuerpo esté lidiando, sea crónica o no, debe ser tenida en cuenta para no empeorar, sino por el contrario, beneficiarnos con la práctica. Inclusive a lo largo de los días nos sentimos más dinámicos o menos vitales, más rígidos o más flexibles. Escuchemos al cuerpo y trabajemos entonces con lo que lo pueda aumentar su bienestar. Quizá un día lo que usted quiera y necesite sea solamente una relajación, o empezar suave hasta que recupere la energía disponible y sintonice nuevamente su dial en la frecuencia adecuada. Si su cuerpo es naturalmente más rígido, necesitará más énfasis en el estiramiento, pero si su cuerpo es naturalmente flexible, seguramente le agradecerá un énfasis en el trabajo para ganar fortaleza.

Necesitamos armonizar el cuerpo y la mente, por tanto de un trabajo equilibrado en las asanas del lado izquierdo y derecho, en flexiones adelante y hacia atrás, y del descanso después de posturas fuertes para que la sangre bañe los tejidos, el corazón tenga el debido reposo y la respiración se estabilice. Además solo en reposo nos damos cuenta de los efectos de las posturas en el cuerpo, al llevar nuestra atención a las extremidades, órganos, ritmo cardiaco y respiración.

Para ir incrementando la flexibilidad, muévase lentamente al entrar y al salir de la postura de estiramiento. Entre a la postura exhalando y manténgala por más de 10 segundos si puede, o por un número de respiraciones que no le generen agotamiento. Recuerde, no llegue al punto de dolor. Hay algo bien importante no solo para las asanas de estiramiento, sino para cualquier otra postura de yoga; y es hacer conciencia de que el esfuerzo o apoyo deben estar en las articulaciones y músculos única y exclusivamente necesarias para el logro o mantenimiento de la misma. Haga un escáner de su cuerpo y dese cuenta si está tensionando una extremidad o cuadro muscular que nada tienen que ver en la postura. Si es así, mande la orden a ese lugar de "soltar", "relajar" para que no genere tensiones o gastos de energía extras. Si usted es una persona hiperflexa como yo, tenga mucho cuidado con que no se le vaya la mano y pueda lesionar una articulación. Así sea "tieso" tenga igual cuidado, tampoco hiperextenda las articulaciones más allá del rango natural de su movimiento y no haga movimientos de rebote para "intentar estirar más" pues puede generar un desgarre muscular.

Mis maestros me enseñaron que para cuidar del cuerpo en la práctica de asanas, primero debe ser desarrollada la conciencia, luego la fortaleza y luego la flexibilidad. Este orden es en sí un reto para muchos nuevos practicantes impacientes. Cuando la mente tiene dificultad en fijarse y en encontrar información que la ancle dentro de la sutileza y el detalle, manteniéndola en el aquí y el ahora, es cuando puede mandar el mensaje de "qué aburrido" y las prácticas iniciales de pawanmuktasana 1 pueden no resultar lo estimulante que usted esperaba. Mi consejo: persevere y tenga paciencia. Combine en su práctica posturas dinámicas con las prácticas iniciales de conciencia que usted cree fáciles, pero que hacer en perfecta sincronía con la respiración, dibujándolas perfectamente y en total atención, resulta realmente difícil. Después seguirán las de fortaleza como pawanmuktasana 2, para dar el paso luego a estiramientos fuertes. Para fortalecer practique sosteniendo por más tiempo, utilice palancas más largas en los movimientos, haga más repeticiones y utilice el peso del cuerpo para incrementar la carga de los músculos.

Me despido por hoy para que esto no parezca un consultorio médico. La próxima semana le dedicaremos especial atención a columna, cuello y rodillas. ¡Una feliz práctica y buena semana para todos!
Om Shanti,
Maísa

  • Nombre: María Isabel Henao Veléz
  • Twiter : https://twitter.com/MaisaMundoVerde

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

A TU SALUD . Copyright ® 2014 All rigths reserved